Saltear al contenido principal

Dimensiones: 34 m2.

Localización: Un ático en un séptimo piso de un bloque de viviendas en Zaragoza

Objetivo: Este trabajo se realiza dentro de un cerramiento acristalado en un ático, lo que se suele denominar un jardín de invierno. Un espacio para utilizar casi todo el año, en el que se pretende encontrar un espacio para relajarse, mantener contacto con el exterior, disfrutar de las plantas, de las vistas y de la compañía de los amigos ya que dispone de una zona de cocina-comedor y un espacio con sofás para el descanso.

Condicionantes:  Al tratarse de un espacio con muchos cristales es costoso de calentar en los meses de invierno, por lo que no suele utilizarse en esa época del año,  salvo los días soleados en los el efecto invernadero de las grandes cristaleras lo hacer muy confortable.  Por lo demás se puede aprovechar al menos durante nueve o diez meses al año.

Resultado final: Hemos realizado un espacio luminoso y moderno, con bastantes espacios verdes tanto naturales como artificiales y en el que el cliente puede disfrutar de un ambiente totalmente diferente al resto de su vivienda. Este cerramiento mira continuamente al exterior de la terraza ajardinada de la que forma parte. Es en esta parte de la vivienda en la que nuestros clientes piensan pasar la mayor parte de su tiempo libre de una manera cómoda y relajada.