Saltear al contenido principal

Dimensiones: aproximadamente 50 men dos plantas.

Localización: Zaragoza

Objetivo: Reformar una casa antigua de Zaragoza, manteniendo la fachada pero reformando todo el interior e igualmente el patio exterior. La nueva vivienda mantiene la combinación entre lo antiguo y lo moderno en perfecta sintonía. Por nuestra parte en trabajo consistió en la reforma y diseño de un antiguo patio-jardín que convertimos casi en su totalidad en terraza, manteniendo tan solo las paredes de su aspecto anterior.

Condicionantes: A través del salón de la vivienda se accede a esta pequeña terraza-jardín. Al tratarse de una terraza muy pequeña partida en dos, los espacios se reducen, por lo que nuestro trabajo era conseguir ampliar visualmente el espacio y que la decoración no ocupase mucho espacio. Por otra parte, la vivienda no tiene mucha luz hacia la fachada por lo que esta terraza interior ha de servir de punto luminoso en la vivienda, hacia la que debe mirar.

Resultado final: El diseño tuvo varias partes: en el espacio superior, hacemos un pequeño parterre manteniendo parte de la tierra del jardín inicial con Nandinas, Ceanothus y un precioso arbusto una Lagestroemia que en verano tiene una profusa floración (desgraciamente cuando hicimos la foto a finales de otoño ya había perdido la hoja). Dejamos espacio en una esquina para un pequeño rincón donde colocar los sofás. En la parte inferior, hacemos una pequeña zona de estar y una pequeña parte con suelo de porcelánico, igual que en el interior de la vivienda, donde colocar la mesa para comer y que sirva de acceso desde la vivienda a la terraza exterior.
Conseguimos contraste de color con las macetas de resina y plantas de colores: Phornium de distintos colores y Polygalas, un arbusto perenne que prácticamente esta en flor casi todo el año.