skip to Main Content
Esta fotografía no recoge la totalidad del jardín, pero se aprecian las diferentes decoraciones de sus lados, así como la valla galvanizada, lacada en un suave color piedra.

Dimensiones: 120 m2

Localización: Zaragoza.

Objetivo: Teníamos que conjugar varias premisas: cómodo y fácil de mantener, decorativo de gran impacto visual, con espacio libre para que los niños pudiesen tener espacio para jugar.

Condicionantes: La valla perimetral de obra no nos ayudaba en nada para dar intimidad y conseguir un efecto decorativo. Así que diseñamos la nueva valla haciendo que cada uno de sus lados fuese diferente de los otros. Dándole opacidad hacia la estancia interior desde la calle, pero evitando convertirlo en un espacio encajonado.

Resultado final: Un espacio diáfano y decorativo con la planta justa para poner el toque vegetal sin agobiar ni dar excesivo trabajo, apoyándonos en el riego automático para facilitar la tarea. Cada lado del jardín-terraza es diferente de los demás. La iluminación nocturna es uno de los puntos fuertes de este trabajo. Desde la iluminación con focos del parte y los jarrones decorativos a los paneles luminosos en la pared, diseñados al mismo tiempo que la valla metálica de acero galvanizado, para dar más énfasis a las macetas decorativas.